Please follow and like us:

Hay puñales en las sonrisas de los hombres; cuanto más cercanos son, más sangrientos.

 

William Shakespeare

 

En la vida se aprende a golpes y con ciertas personas vale más ser traicionado que vivir en la duda constante, el juego de la política es similar al de la guerra y en ambos la carta ganadora es “el engaño”.

 

Para un político, para un empresario o un soldado es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto, pues muchas veces el puñal va escondido detrás de una sonrisa o un apretón de manos.

 

Nuestra fauna política está llena de traiciones, Guatemala posee uno de los niveles más altos de trasfuguismo partidario, las convicciones ideológicas no existen y los que aparentemente las tienen al momento de estar en una posición de poder se olvidan de ellas.

Hace algunas semanas cuando la candidata presidencial de la UNE, Sandra Torres decidió apoyar a Luis Rabbe en lugar de Roberto Alejos, (a quien públicamente le había ofrecido su apoyo) algunas voces la tildaron de traidora y yo me pregunto ¿acaso Roberto Alejos no es su adversario político?… a mi parecer ella no traiciono a Roberto Alejos, sino que a los principios que representa ya que cambio de apoyar a un político de amplia experiencia legislativa, por un representante sin experiencia, y de escasa o nula participación.

 

POLITICAMENTE INCORRECTO

 

Para cualquier político guatemalteco, declararle la guerra a la televisión abierta es un suicidio. Sandra Torres y en menos medida Roberto Alejos han sido aislados mediáticamente por este monopolio televisivo y la jugada de Sandra -aunque lejana de la práctica meritocratica-, era la que le tocaba y estoy seguro que ella está 100% consiente de su costo político. Ella escogió reconciliarse con el Sr. Ángel Gonzales (propietario de las televisoras nacionales) a cambio del apoyo político a su ex cuñado y protegido político.

Roberto Alejos, aunque no gano la elección me parece que se salvó del desgaste político que conlleva sacar adelante una agenda legislativa en el año electoral. El posible beneficio de mantener la vigencia y de hacer un buen trabajo no era consecuente con las demandas de tiempo de un candidato presidencial.

Al final todo se reduce a “trances y traiciones”… Si ahora que apenas estamos calentando los motores vemos estos arrebatos de incongruencia política… ¿Qué nos espera en los próximos meses?… ¡circo, tragedia y terror!.

 

——————————–rompe texto———————

Para un político, para un empresario o un soldado es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto, pues muchas veces el puñal va escondido detrás de una sonrisa o un apretón de manos.

 

——————————-Capsulas————————–

 

¿De qué nos extrañamos?

 

Recientemente circulo en las redes sociales una grabación en la cual la Diputada Emilenne Mazariegos, habla de contrataciones y recomendaciones, todo el mundo habla de tráfico de influencias y yo me pregunto ¿de qué nos extrañamos? Si así es la jugada política aquí y en la china. Los que se acercan a un partido quieren hueso o por lo menos tener influencia. Solo nos distraen y los verdaderos trances están por otro lado.

 

Justicia selectiva

 

A nuestro columnista Jorge Lemus, no se le aclara el panorama, aunque la fiscalía en contra de delitos del periodista lo está apoyando en su lucha, parece ser que le están cobrando facturas atrasadas por sus valientes denuncias. Ojala y al final la justicia prevalezca.

 

¿Y la CICIG?

 

Tanta alharaca, tanto show y tanto relajo y al final de toda la bulla… las cosas siguen igual. Todos queremos un país sin corrupción, sin estructuras criminales etc. Es decir, no creo que alguien se oponga a que se rompan las estructuras criminales pero lo que llora sangre es que ni la CICIG, con todo el apoyo gringo, ni la PNC, ni el Ministerio Publico puedan hacer algo.

Pareciera que la corrupción es parte de nuestro ADN judicial, que la indiferencia y la mediocridad se han apoderado del corazón de los chapines. ¿Cómo romper el ciclo del terror? ¿Cómo resetear el disco duro de los guatemaltecos? … ¡Tenemos que refundar el estado!.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *