Please follow and like us:

“El que vive de esperanzas corre el riesgo de morirse de hambre” Benjamin Franklin

Es difícil soñar y alimentar la esperanza de un mejor mañana para nuestros hijos, cuando en el horizonte solo hay nubes negras y la noche se hace cada vez más larga.

No quiero ser pesimista y me niego a pensar que Guatemala no tiene arreglo, pero a veces cuando analizo con cabeza fría el panorama social, político y económico del país, no me queda más que encomendar mi vida a la providencia.

En lo político veo un sistema agotado, hipotecado al gran capital y a los poderes facticos y en lo económico la situación es igual o peor. Nuestra economía no crece y aunque vivimos en un país lleno de recursos naturales no tenemos las condiciones apropiadas para crecer.

Socialmente estamos castrados, nuestro pueblo vive embrutecido por los torrentes de información consumista que lo distrae. Mientras tanto la corrupción, el tráfico de influencias y la mediocridad se apoderan de cada institución del estado, de cada empresa y aun peor de cada hogar.

El silencio cobarde y cómplice de los que poseen el control politico nos hunde en el abismo del conformismo.

El pueblo se organiza y protesta en contra de la ley Monsanto, del Congreso o el presidente , y calla inerte ante el endeudamiento empobrecedor. Algunas comunidades protestan por la falta de fertilizantes y la mayoría calla ante la evidente avalancha de corrupción que inunda a las instituciones del estado. El pueblo ya no puede seguir, sordo, mudo y ciego ante la realidad.

En C4, somos una tribuna independiente que busca despertar la conciencia colectiva.
Como todos los medios del mundo, abrigamos simpatías y antipatías pero levantamos con dignidad la bandera de la verdad.
Sé que una golondrina no hace verano, pero eso no desalienta nuestra lucha. El hecho de que usted este leyendo estas líneas es suficiente para dar como ganada la batalla en contra de la indiferencia. Muchas gracias

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10156546281332823&id=679137822

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *